fbpx
Especial, Recientes

De querida a bandida

La actriz y cantante se enrola en una nueva aventura, un protagónico en el que interpretará a una de las mujeres emblemáticas de la época revolucionaria de México

Por Sandra Aguilar Loya

El nombre de Graciela Olmos para la mayoría de los mexicanos, quizá no les represente nada. Sin embargo, ella pasó a los anales de la historia como una de las primeras traficantes de México y en quien está basada la historia de la serie La bandida.

Está producción marcará el regreso de la actriz Sandra Echeverría a la televisión nacional en horario prime time.

Sin un contrato de exclusividad que le prohíba desarrollarse en el ámbito y en la empresa que ella prefiera, Echeverría se ha afianzado en la televisión norteamericana; ahí va caminando paso a paso tras su participación en un capítulo de la famosa serie Criminal Minds en 2016, esto luego de que tres años antes hiciera lo mismo en The bridge, protagonizada por Demian Bichir y la modelo, actriz de cine y televisión, la alemana Diane Heidkrüger.

El Clon junto a Mauricio Ochmann; la película El cártel de los sapos, al lado del colombiano Manolo Cardona; y la telenovela La fuerza del destino son algunos de los trabajos en los que ha dejado huella.

Incluso, tuvo la oportunidad de compartir créditos con grandes estrellas de Hollywood como Salma Hayek, John Travolta y Benicio del Toro, en la película Salvajes, del director estadounidense Oliver Stone.

“Hay quien piensa que, por haber trabajado con ellos, por haber sido tomada en cuenta por este director de fama mundial, el camino me fue más fácil. Sin embargo, nunca terminas de llegar a un lugar, Salvajes me dio currículo, pero no me abrió las puertas en Estados Unidos, por ejemplo”, apunta.

Salvajes, dice, le dejó la lección de no dar algo por hecho y no pensar que con eso ya tienes hecha la carrera, ya que a veces estás arriba y a veces abajo, luchando por lo que sigue.

“Lo único con lo que me quedé fue con una muy buena imagen de los actores que, a pesar de su talento y grandeza, son los más sencillos seres humanos, me maravillaba escucharlos. Salma me dijo en algún momento que no tuviera miedo de soñar en grande y tiene razón porque tendemos a limitarnos mucho; ella es uno de esos ejemplos de que nada en esta vida está garantizado y hay que seguir luchando”, sostiene.

Sandra Echeverría dice ser una mujer muy afortunada por el rumbo que ha tomado su carrera profesional, pues se encuentra en un momento en el que el público ya la reconoce. Aunque no siempre tiene le suerte de que le ofrezcan tal o cual personaje, ya que a veces tiene que pelear por ellos audición tras audición.

“Pero estoy mucho más tranquila porque ya me gané el respeto de algunas personas y gracias a eso me llegan proyectos, así como personajes muy interesantes, lo que me da la seguridad de tener un trabajo estable.

“Ahora puedo disfrutar mis momentos libres para estar con mi familia que es mi prioridad y sé que en su momento llegará algo padre. La diferencia de aquellas épocas en las que era workaholic y todo lo que me interesaba era seguir trabajando en función de lograr una posición y llegó el momento de disfrutar más.”

DE VUELTA AL CANTO

Aunque muy pocos lo recuerdan, los inicios de Sandra Echeverría en el mundo del espectáculo se dieron en la música, donde formó parte del grupo Perfiles, mismo que poco tiempo después cambió su nombre a Crush.

Tan sólo fueron dos los discos que grabaron y de los que se desprendieron temas como “Puede ser”, “Eres tú” y “Si tú te vas”; y ofrecieron más de 200 conciertos en diferentes localidades.

Ahora, gracias a la serie La bandida, cuyas grabaciones iniciaron sin ella a finales de agosto, retomará esta parte de su profesión que tenía en el abandono.

“Éste es un proyecto de Sony, con quien hice La querida del centauro, y que me tiene muy emocionada, pues es de época, cosa que nunca he abordado en mi carrera, es algo completamente distinto, además de que me dará la oportunidad de reestrenar, por fin, mi faceta de cantante, pero también de compositora.

Graciela, nombre de pila de La bandida, va a pasar por varias etapas de su vida, mientras que la historia se enmarca en la época de la Revolución, yo aparezco como adulta en 1930. Su vida es muy difícil, ya que se queda huérfana y tiene que salir adelante de muchas formas, pero no muy sanas ni mucho menos  legales, pues tiene que velar por su hermano, lo que la convierte en una mujer muy fuerte, que termina manejando un prostíbulo.

A pesar de ello, es un ser humano bueno que también adopta a dos chicas de ese lugar, les da asilo, educación y convive con ellas como si fueran una familia”, comenta.

Varias fueron las razones por las que Sandra Echeverría aceptó este papel, más allá de lo que le implicaba un nuevo protagónico. Pero admite que la principal es lo bien que se tra

baja con el equipo de producción, que cuenta, desde su perspectiva profesional, con grandes escritores y guionistas, que han logrado crear personajes distintos.

“El hecho de este tinte musical, me emocionó muchísimo porque creo que es el mejor momento para explotar esta parte, como el poder cantar ranchero, corridos, sacar la guitarra, improvisar, así que en conjunto se me hizo un proyecto súper atractivo.”

A pesar de ello, en los planes de la actriz no están retomar su faceta musical, ya que considera es muy demandante y no podría hacerlo porque ahora, su prioridad es su bebé. Por eso busca proyectos que se acomoden a su vida familiar.

“Puede que cuando me inviten a cantar como actriz, yo feliz de hacerlo, pero no es que vaya yo a sacar un disco; he tenido varias invitaciones, pero lo padre es que no me niego, la gente sabe que canto pero que no me dedico a eso. Tengo muy claro que mi carrera es la de actriz.”

PRIMERO LA FAMILIA

El 18 de septiembre de 2015, Sandra Echeverría y su esposo, el cantante y conductor Leonardo de Lozanne, recibían a su primer hijo, Andrés.

“Leo es el mejor esposo que pude haber tenido, el mejor apoyo, el más amoroso, el mejor papá; me ayuda mucho cada vez que tengo trabajo. También tratamos de estar juntos lo más que se pueda, buscamos de repente desaparecernos del mundo para hacer puras cosas divertidas. No puedo estar más contenta en mi vida personal, muy agradecida con Leo.”

Lo único que realmente le pesa a Sandra Echeverría son esos días de labor intensa en los que de pronto no puede convivir tanto con su marido, como con Andrés. Sin embargo, lo disfruta enormemente cuando de sorpresa lo llevan al set de filmación.

“Si tienes un buen balance en tu vida, creo que todo se puede lograr, con una buena organización. Pero también pienso que es de vital importancia darte tu espacio como mujer, porque si no, va a llegar el momento en el que la frustración se apodere de ti y eso va a causar estragos en todo el círculo familiar.”

Luego del nacimiento de Andrés, sus prioridades cambiaron, tanto que quisiera dejar a un lado el drama e incursionar en géneros como la comedia, mientras que ya se estrenó en el doblaje de cintas animadas.

“Yo también estoy cansada de estos proyectos de narcotraficantes, sinceramente, es un gran proyecto el de La querida del centauro, fue un gran personaje el mío; sí coincido en que Salvajes está en ese tenor, pero a mí lo que más me gusta es la comedia.

“No he abordado mucho el género porque la gente me conoce más como una actriz dramática, y es por eso que también me dediqué a producir la cinta Busco novio para mi mujer porque luego si te encasillan en el drama, hay quien piensa que no tienes la capacidad para hacer comedia. Me encanta hacer reír a la gente y espero que, en algún momento, mi hijo pueda ver un trabajo mío y se sienta orgulloso de su madre.”

Una vertiente del entretenimiento en el que Sandra ha tomado parte es el doblaje, en este caso en El profeta, una producción de Salma Hayek y que tuvo su estreno en enero de 2016.

“Me han tocado ocho proyectos de doblaje y me encanta cada vez que tengo una invitación. Me divierto mucho con los personajes de caricatura en los que incluso me convierto y creo que va a ser increíble cuando Andrés crezca, los vea y reconozca mi voz en esos dibujos animados; ése es de los trabajos más padres que he hecho.”

En el caso de su próximo protagónico, además de tratarse de una serie dramática, no tiene absolutamente nada que ver con las drogas y le emociona más por la inclusión en la música.

Y, con respecto a la comedia, dice Sandra, le gustaría trabajar con Ariel Miramontes, mejor conocido por su personaje de Albertano Santacruz, a quien considera maravilloso, además de Omar Chaparro, por supuesto.

“Albertano es muy simpático, ocurrente, muy creativo. Mientras que Omar es un chavo con mucho talento que se puede explotar aún más; Adrián Uribe, inclusive, y obviamente Eugenio Derbez”.

EL FUTURO

Como actriz, Sandra Echeverría ha crecido profesionalmente en Estados Unidos, donde la competencia es enorme y no es fácil obtener algún papel, pero la lucha la hace día a día.

Recientemente terminó con el rodaje de la primera producción de 20th Century Fox en México, una comedia romántica donde compartirá créditos con Osvaldo Benavides, Martín Altomaro, don Ignacio López Tarso y un reparto increíble.

“Me siento muy contenta de que al fin hice comedia, luego de interpretar a un personaje tan fuerte como el de Ana en La querida del centauro, lleno de acción, de pistolas; esto es completamente distinto, súper blanco, para toda la familia, muy lindo, aunque no tiene un título confirmado y al parecer estará en la pantalla grande para el próximo verano”, finalizó la protagonista de La fuerza del destino.

Será hasta marzo cuando sus fans la puedan ver en el cine, con el estreno de la cinta El día del temblor, dirigida y protagonizada por Kuno Becker.

Ella, asegura el actor, cuenta con una historia cuyo tema central es la unión, de cómo desde la gran catástrofe, un país salió adelante y de la cual surgió una unión civil jamás antes vista en nuestro país.

Ahora, Sandra Echeverría iniciará la filmación de la serie La bandida la segunda semana de septiembre y quizá, pronto, se pueda hablar de una probable fecha de estreno de esta producción, cuya historia está basada en la vida de Graciela Olmos, considerada una de las primeras traficantes de México, bajo el sello de Sony y Teleset para la plataforma digital Netflix.

25 septiembre, 2017

About Author

Sandra Aguilar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up