fbpx
Belleza, Recientes

“DVG Bravo”, la línea de labiales que nace en México

Después de 20 años en el sector de la moda y la belleza, Daniel Vicente Gómez, su profesión le ha dado la oportunidad de conocer una grama de productos cosméticos, reconociendo los que cuentan con la calidad y las características necesarias para realizar un maquillaje espectacular.

Sin embargo, “cansado de ver que la latina, que es la mayor consumidora de cosméticos, se tenga que adaptar al mercado americano con muchísimas marcas exclusivas pero con pigmentos naranja; por otro lado las francesas tiran a pigmentos rosas, ahí fue cuando me percato de la carencia de nuestro mercado y es cuando desarrollo DVG Bravo”, apunta el también historiador en temas de maquillaje y peinado en la Universidad Complutence de Madrid en México.

Esta es una línea de seis tonos totalmente exclusivos ya que la composición del producto está patentada por Daniel.

“Ha sido todo un logro el conseguir estas seis tonalidades por y para nosotros los latino, los españoles, los italianos, los que tenemos pigmentos dorados y amarillos en la piel”.

Para este amante de la elegancia, del glamour y el art déco, el mercado mexicano lo es todo. “Vivo aquí desde hace siete años, México me ha abierto siempre las puertas y es aquí donde he desarrollado mi línea que es un producto super artesanal; todo es un procedimiento en el que no hay detrás multinacionales.

“Este es un artículo que ha salido de mi bolsillo y el de mi socio el químico Daniel Jiménez, quien desarrolló esto que es más que un labial es un tratamiento para esta importante parte del cuerpo de la mujer.

“Mi intención era crear una marca con una imagen elegante, glamorosa, que represente a una mujer actual, independiente, que no necesita del macho para crecer y es así como surge DVG, una línea de labiales que corresponden a seis ciudades importantes de mi vida, como Madrid, Sevilla, Barcelona, Toledo, Salamanca y Valencia”, agrega quien fuera maquillista de la reina Letizia de España y la exprimera dama Ana Botella de Aznar.

DVG Bravo cuenta con seis tonos que creo muy favorecedores para cualquier tipo de mujer y tener tres tonos fuertes como los rojos Salamanca y Sevilla en conjunto con Barcelona que son para las mujeres que están acostumbradas a maquillarse todos los días. Y para las que no están, para las más discretas, se crearon Madrid, Toledo y Valencia.

El químico Daniel Jiménez, quien desarrolló los labiales Bravo luego de investigar fórmulas, colores, aromas, señaló: “Nuestros ingredientes son 100 por ciento naturales y no han sido probados en animales; están libre de parabenos y petrolatos; es hipoalergénico y las ofrece tres garantías que le encantarán a las mujeres como el que es un tratamiento que nutre porque se le adicionó aceite de semilla de uva; cuenta con vitamina E que hidrata y protege gracias a su filtro de protección solar factor 15.

“Pero lo que en verdad los hace especiales es que tienen una alta fijación, lo que permitirá lucir el labial a lo largo del día, además de que su envase sella herméticamente para garantizar la duración del producto sin que se arrancie”, finalizó el químico.

La línea DVG Bravo la pueden adquirir a través de la página del director general de la marca www.danielvicentegomez.com

1 noviembre, 2017

About Author

sandra


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up