fbpx
Agenda, Entretente, Recientes

El charro con alma de rockero

Si hay un personaje dentro del mundo del espectáculo cuyo nombre, con tan sólo pensarlo, englobe nuestras raíces, tradiciones, cultura y, además, sea un referente de lo que para México significa la familia, ése es el mismísimo Pepe Aguilar

Por Sandra Aguilar Loya

La suya es considerada como una de las mejores voces de habla hispana. Es gracias a ella, y a su amor por la música regional mexicana, que representa a uno de los artistas latinos más premiados y reconocidos de su generación.

Más de 30 años de trayectoria, una veintena de discos grabados, y muchos premios de los que sobresalen seis Grammys y otros más que está por recibir, son una garantía de éxito en este hombre por cuyas venas corre la sangre de grandes artistas de México: Antonio Aguilar y Flor Silvestre.

“Siempre me preguntan si en algún momento me ha pesado el apellido Aguilar y eso jamás ha ocurrido. Todo lo contrario, es una gran bendición y un enorme privilegio tener a los padres que tengo”, dice a NEWS CITY Pepe Aguilar.

Fueron ellos quienes no sólo les heredaron el amor y la pasión por el mundo de la música regional mexicana y el espectáculo, sino que también se encargaron de sembrar en él todos esos valores que se generan a partir del núcleo familiar.  “Ella es el origen de todo lo que yo hago tanto como artista como ser humano. Mis padres me inculcaron esa virtud, y yo se lo he inculcado a mis hijos”, apunta.

LOS VAMPIROS DEL ESPECTÁCULO

A cuestas no sólo lleva la reputación de la estirpe de los Aguilar, sino también la responsabilidad de ser el único referente de su generación que continúa resguardando una tradición que nos enaltece ante el mundo, la música ranchera y ello no es una empresa fácil.

“Luchamos diario por que la música de mariachi no se pierda ni se olvide. Tengo dos ejemplos muy claros, uno mi hija Ángela con quien estoy trabajando su disco debut que será 100% con mariachi. Por otro lado, seguiré apoyando todos los esfuerzos de la Academia Latina de la Grabación para que la música ranchera continúe ocupando un lugar especial a todo nivel”, dice tajante el también productor.

A pesar de ello, está consciente de que este tipo de música quedará en el olvido si las generaciones de artistas que vienen empujando no se dan cuenta de la tragedia que esto representaría. “Como cultura, siempre debemos tener claro de dónde venimos. No puede haber argumento en contra del lugar que ocupa la música ranchera; el mariachi es nuestra identidad nacional”.

Ésta es la postura de un hombre que en vida recibió una herencia invaluable, asegura: “El amor y el respeto por la música, por México y por el público”. Esa misma herencia, en especial, se ha hecho extensiva a sus hijos Ángela y Leonardo. “Ellos han elegido dedicarse a la carrera artística. Yo los estoy guiando, los ayudo a desarrollar sus habilidades, a conectar con el público. Si ellos quieren seguir en este camino, yo los seguiré apoyando, si en algún momento deciden hacer otra cosa, estaré feliz con apoyarlos a que realicen sus sueños”, agrega.

DE INFLUENCIA ROCKERA

Tan sólo con mencionar el nombre de Pepe Aguilar, el subconsciente nos traiciona al imaginarlo como un auténtico charro. Sin embargo, muy pocos saben que el hijo menor de don Antonio Aguilar tiene un lado roquero, aunque algo escondido.

En 1985 se aventuró a formar parte de la banda de rock Equs, pero el gusto duró muy poco, ya que, desde su perspectiva, eran casi inexistentes los espacios alternativos para darse a conocer, nada que ver con esta época, además de que la agrupación no gozaba de solidez.

Esta influencia le viene de alineaciones progresivas a las que admira desde su juventud, tales como Genesis, Rush y Pink Floyd, así como de las propuestas de esta época como Coldplay, Kings of Leon y Radiohead.

Sin embargo, ese pequeño tropiezo no le causó problema alguno, dice. Pero sí, “encontré una manera de conectar con mi esencia, creando una fusión de géneros que me permitió desarrollar mi talento como artista, escritor y productor. He tenido la gran suerte de que el público se haya identificado con esta fusión que he llevado al mundo.

“Ambos son los géneros que más me emocionan, como es el caso de mi más reciente material, No lo había dicho no es un disco regional, sino pop. Es un fonograma de música mexicana.”

Y a pesar de que su vida, literalmente ha sido la música y el mundo del espectáculo, nunca se imaginó fuera de él. “Con mi temperamento, creo que de alguna u otra forma hubiera acabado en algo que tuviera que ver con lo creativo, con aportar algo positivo al mundo.

“Es por eso que mi música la hago por satisfacer mi necesidad de crear. Felizmente llevo construyendo mi carrera más de 30 años, he sido un artista independiente desde antes que estuviera de moda serlo”, dice.

Ese mismo camino, el de la música regional mexicana, es el que tres generaciones de la familia Aguilar han tomado. Ahora, luego de la consolidación de Pepe, toca el turno a Ángela y Leonardo picar piedra para lograr el mismo arrollador éxito de sus abuelos y su padre.

“Angela está apenas desarrollando sus habilidades, nació con un gran talento y eso me da mucho orgullo. No tengo ningún conflicto, al contrario, tengo la maravillosa oportunidad de compartir mi vida tanto dentro y fuera del escenario con la gente que más quiero en mi vida.

“Me toca apoyarla en esta aventura, en el momento que ella quiera hacer otra cosa, también lo haré. Yo disfruto de cada momento a su lado y hasta ahora, ella también”, dice orgulloso y feliz este hombre quien tiene la maravillosa oportunidad de compartir junto con sus hijos esta parte profesional.

Es claro que llegará el momento en que tanto Angela como Leonardo se valgan por ellos mismos y están más que conscientes de que tanto su madre como su padre estarán ahí, a su lado en todo momento.

Mientras tanto, Pepe siente un orgullo enorme cada vez que sus hijos salen al escenario y reciben el cariño y el aplauso del público. Incluso es, para él, imposible explicar con palabras el sentimiento que lo invade, cada vez que eso pasa.

“Lo que más importante es saber si mis vástagos tienen tatuados en el corazón cada uno de los aplausos que han recibido en estos años que llevan dedicados a la música.”

Y hablando de las nuevas generaciones de cantantes que se están inclinando por el género vernáculo, este hombre de gran altura asegura que tienen que creer en su país y en lo que hacen para poder seguir adelante.

“Por mi parte, yo estoy desarrollando a dos voces que continúen la tradición que comenzaron mis padres.”

LEAL Y LATOSO

Pepe Aguilar es un hombre de éxitos, también en su faceta de compositor, productor y empresario. Y, en estos momentos, se encuentra trabajando en un proyecto que, asegura, será tan importante para su carrera como para el público que le sigue.

Su lado como productor independiente le da, dice, la gran ventaja de ir a la velocidad que quiera y usar los recursos que necesite.

Pero hay un gusanito que sigue rondándolo, el del mundo de la actuación. Y sabe que nunca es tarde para adentrarse en ese ambiente que sus padres, dominaron en algún momento de sus vidas artísticas, pero a él le gustaría hacerlo de otra forma: dirigiendo.

Mientras tanto, día a día, Pepe disfruta de lo que más ama, de lo que lo enamora: “Mi esposa, mi familia, viajar con ellos, cantar con ellos”.

Con trabajo, pero se describe como un hombre creativo, leal, latoso. Muy exigente como cantante y productor; y como padre, también.

Al contrario que muchos otros colegas suyos, él sí se identifica como un tema en especial. “No cabe duda que ‘Por mujeres como tú’ será un tema que voy a cantar toda la vida”.

Como todo ser humano, hay un par de cosas de las que se arrepiente y, con el paso de los años y con la mente fría, las analiza y piensa que las hubiera hecho de otra manera. “Pero no me gusta perder el tiempo en arrepentimiento. Afortunadamente he sido bendecido con el gusto del público, lo que me ha llevado a conquistar el mundo de la música y, en especial, diversos géneros, producciones muy interesantes y colaboraciones extraordinarias”, explica.

Así, Pepe Aguilar continuará por siempre enalteciendo a la música del mariachi, la que cada mes de septiembre resurge con más fuerza para después sonar a un ritmo pausado.

Aunque aún no visualiza cómo quiere que sea su despedida de los escenarios, sí está seguro que “habrá un mariachi (por lo menos)”, finalizó este cantante, el último de su generación que enaltece a México con sus canciones y sus trajes de charro.

Pepe Aguilar Tour 2017
Cuándo: viernes 29
Hora: 21:00
Dónde: Arena Ciudad de México
Precio: entre 448 y dos mil 740 pesos

18 septiembre, 2017

About Author

Sandra Aguilar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up