fbpx
Deporteando, Recientes

El Gran Premio de México, un negocio rentable

Existen muchas buenas razones por las cuales los países año tras año pelean por ser sede de un Gran Premio de la Fórmula Uno

Por Carlos Herrera

Este evento, que cuenta con 425 millones de telespectadores cada año, le da a las ciudades una exposición de alto nivel y las coloca en el mapa deportivo global junto a lugares exóticos como Mónaco y Singapur.

La F1 es un serial que se lleva a cabo a lo largo del año y a diferencia de otras competencias como Juegos Olímpicos y el Mundial de futbol, está llena de glamour. Quizá por ello, otra de sus características, es que no son carreras baratas, aunque así lo pareciera.

Si bien las instalaciones necesarias para llevar a cabo un Gran Premio son realmente “básicas”, pues solo se precisan asientos para los espectadores y un tramo de asfalto para que los coches puedan correr, lo cierto es que nada de esto es de precio bajo.

En México, por ejemplo, el Gran Premio que se organiza desde 2015 y que este año tendrá lugar el próximo 29 de octubre, ha tenido un costo de 413 millones de dólares solo por asegurar su organización en tierra mexicana hasta el 2019. Este monto fue financiado por el Grupo Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), que aportó 200 millones de dólares, y el Gobierno Federal, que otorgó 213 millones de dólares a través del Consejo de Promoción Turística de México.

La inversión no fue tan alta, si se considera que una de las alternativas por las que optó la organización del GP para reducir costos fue utilizar el Autódromo Hermanos Rodríguez, que ya estaba construido y al cual le dieron una impresionante remodelación en la que el punto más importante fue una nueva sección de la pista, que aglomera un gran número de fans el día de la carrera.

En su regreso a nuestro país, el GP de México 2015 logró reunir un total de 335 mil 850 asistentes, de los cuales 90 mil acudieron a la pista el viernes, 111 mil el sábado y 134 mil 850 el domingo. Con pancartas de Back in Mexico que se colocaron en todo el circuito, el impacto que tuvo la carrera fue mucho mayor del esperado.

Cabe señalar que uno de los principales plus que tiene esta justa es la importante derrama económica que deja a la ciudad. Según los analistas de la empresa STR Global, la noche anterior a la competencia la tarifa promedio diaria de los hoteles en la CDMX en 2015, el primer año del GP de México, fue de 258.79 dólares,  un 128.1% más que el mismo día del año anterior.

La ocupación en los hoteles también aumentó y subió un 64.4% respecto al mismo día en el 2014.  De acuerdo con la empresa CIE, la carrera del año pasado dejó una nada despreciable derrama económica de 12 mil 80 millones de pesos, es decir, unos 457 millones de dólares, lo que superó por poco más de 9 millones de dólares los ingresos de la carrera de 2015.

Simplemente, la recaudación en taquilla fue de 50 millones de dólares y, según palabras de Bernie Ecclestone, director ejecutivo de la Formula One Management (FOM), ha sido un ejemplo para otros circuitos “tanto como evento, como plataforma de negocios”, lo que se ha visto reflejado también en la confianza que han puesto los patrocinadores en el evento.

Por ejemplo, pese a que la FOM se queda con los patrocinios en vallas, puentes, pits y paddock, además de los derechos de televisión a nivel global, empresas como Heineken, Citibanamex e Interprotección han apostado por patrocinar esta carrera en el territorio mexicano.

Además, las dos últimas también son patrocinadoras del piloto mexicano Sergio Checo Pérez, con lo que buscan tener no solo mayor notoriedad sino más proyección a nivel internacional.

Del mismo modo, el evento impacta en la producción de empleos. De acuerdo con datos de los organizadores, en 2016 se crearon 9 mil 400 vacantes; lo que generó ganancias de más de mil 400 millones de pesos, es decir, un poco más de 78 millones de dólares.

Para 2017, se espera que la afición vuelva a abarrotar las gradas y se superen los 339 mil 967 asistentes de la edición del año anterior. Para lograrlo, la organización ha mantenido los precios de los boletos en zonas generales, y ha lanzado promociones de pago diferido en meses sin intereses, si las entradas son adquiridas con las tarjetas de dos importantes instituciones bancarias en México.

Así pues, la expectativa por el GP de México no solamente es para los espectadores, sino también para todos aquellos que, de algún modo u otro, se benefician de esta importante carrera automovilística que solo contadas ciudades en el mundo pueden albergar.

13 octubre, 2017

About Author

Redacción


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up