fbpx
Especial, Recientes

Extraordinaria 6ta edición de Le Dîner en Blanc de la Ciudad de México

La noche de este jueves,  la Avenida Juventud Heroica de la 1ª sección del Bosque de Chapultepec, de la Ciudad de México, se llevó a cabo uno de los eventos más esperados del año y sin duda uno de los más impactantes no solo por su filosofía y concepto, sino por la unión y civismo de las personas que en él participan.

Con una asistencia de 3 mil personas, la famosa tradición parisina de “Le Dîner en Blanc” se llevó a cabo en uno de los lugares más emblemáticos de la capital mexicana.

Custodiada por dos inmensos leones, la hermosa puerta de entrada al Bosque de Chapultepec, enmarcó la vista al imponente Altar a la Patria construido en 1952 en homenaje a los Niños Héroes y captó las miradas de los sorprendidos asistentes al ver iluminado en todo lo algo el majestuoso Castillo de Chapultepec, único Castillo Real en América.

Trazada a solicitud de Carlota de Habsburgo, última emperatriz de México, la Avenida Juventud Heroica y que ahora es la avenida Reforma, fue escenario para la realización del magnífico picnic colectivo y para el que cada uno de los asistentes llevó consigo una mesa, dos sillas, mantel, vajilla y cena para convivir en igualdad y poder apreciar por un efímero momento lo que siempre está ahí y que pocas veces nos detenemos a contemplar, admirar y disfrutar. El evento es realizado por la gente misma, no hay meseros, no hay chefs, a nadie se atiende.

Para trasladar a a los asistentes fueron necesarios más de 70 autobuses que partieron desde los 15 puntos de reunión repartidos por toda la ciudad, hacia el esperado lugar, guardado en secreto hasta el último momento.

La capital mexicana, en el año 2012, se convirtió en la primera ciudad de Latinoamérica en llevar a cabo esta cena, siendo ahora ya cerca de 80 las que pertenecen a la organización internacional del Dîner en Blanc en todos los continentes.

El éxito de un evento masivo como este, se debe sin duda al respeto y seguimiento a sus reglas y lineamientos. Tanto la puntualidad, la cortesía, el respeto, así como una gran preparación y el característico código de vestimenta “Completamente Blanco”, fueron indispensables para hacer posible esta noche y conseguir que 3 mil personas ingresaran en un tiempo de 30 minutos y se dispusieran a cenar y gozar de uno de los espacios públicos emblemáticos de la gran metrópolis.

 

Convivir, compartir y celebrar la vida son el tema fundamental de esta inolvidable experiencia basada en la amistad, el amor y un loable logro colectivo.

En punto de las 8:00 de la noche se sacudieron las servilletas en señal de logro dando inicio a la fotogénica cena, que fue amenizada por el grupo de jazz “Tio Gus”, mientras los participantes gozaban de un acontecimiento gastronómico digno de admiración.

No pudo faltar un brindis colectivo con una copa de champagne de uno de los 3 patrocinadores oficiales del evento Moët & Chandon, con cuyas etiquetas la gente marido la cena que con esmero y dedicación llevó para esta noche.

Conmovedor momento vivieron los espectadores cuando se llevó a cabo la Sorpresa GNP, “Vivir es Increíble”. Se apagaron todas las luces y por la puerta de los leones surgió en un plataforma elevada el tenor Gerardo Reynoso y de repente en el otro extremo hacía acto de presencia en lo alto el violinista Juan Luís Mátuz, coordinados por Salvador Guizar, director de orquesta y arreglista.

Al unísono y a mitad de la noche, los asistentes empezaron a cantar el “Cielito Lindo” al tiempo de encender las características y simbólicas luces bengalas. Después, el DJ César Álvarez puso a bailar a todos coronando la celebración de una irrepetible noche llena de magia y hermandad.

Este año se celebrarán el Paris, el 30 aniversario de este fenómeno mundial creado en 1988 por François Pasquier y continuado por su hijo Aymeric Pasquier y Sandy Safi, directores de Dîner en Blanc International.

Desde su inicio, Le Dîner en Blanc – México ha logrado con gran éxito uno de sus objetivos, dar muestra de la riqueza de este país, así como de una sana convivencia entre todos los invitados.

En punto de las 11 de la noche el evento llegó a su final. Todos y cada uno de los asistentes se encargaron de recoger la basura en bolsas que ellos mismos llevaron consigo dejando el lugar mejor de como lo encontraron y dirigiéndose a los autobuses que los regresaron a su punto de partida inicial.

Como es ya costumbre, el espíritu de celebración y magia continuó en el After Party que se llevó a cabo en el LOVE de Campos Elíseos con una asistencia de mil personas.

Durante la noche también se llevó a cabo el concurso a “La Mesa Mejor Decorada” cuyo cotizado premio son 2 noches en el Paradisiaco Hotel Four Seasons Punta Mita.

23 marzo, 2018

About Author

sandra


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up