fbpx
Lo de Hoy, Recientes

Nunca espero nada: Livia Brito.

Por: Sandra Aguilar

Han pasado tan solo ocho años desde su debut en la televisión mexicana. Todo apuntaba a que el público la encasillaría como una actriz melodramática que pasaría la vida condenada al sufrimiento y al llanto característico de las telenovelas nacionales.

Pero Livia Brito tuvo también la fortuna de que en su vida se atravesara una producción para realizar su primer protagónico en una serie, pero esta vez el personaje de mujer sumisa quedaría en el olvido. Sí le tocaría llorar, aunque por cosas muy distintas y, gracias a ello, el televidente se toparía con una gran sorpresa.

El personaje de Yolanda Cadena fue con el que la protagonista de la versión mexicana de Muchacha italiana viene a casarse que sus dotes histriónicas fueron mucho más allá del llanto y el melodrama.

Con La piloto, Brito mostró su evolución artística sentando un precedente en sus fans. Incluso, asegura, que no se imaginó que esta serie la catapultaría a nivel internacional.

“Nunca espero nada. Simplemente trabajo mucho y hago las cosas de la mejor forma, porque estoy convencida de que si le echas ganas en el presente, el futuro te lo va a compensar.

“Jamás esperé que el éxito se diera tan rápido, simple y sencillamente trabajo, me esfuerzo, le echo ganas a lo que hago, lo disfruto y las cosas se dan poco a poco”, dice la actriz Livia Brito a NEWS CITY.

Ni siquiera ha pasado una década desde que esta atractiva mujer decidió dedicar su vida profesional a la actuación y hoy ya es la protagonista de una de las series que cuenta con éxito entre su público y atrajo la atención de quienes no tenían idea de su existencia, aunque considera que aún no ha llegado a la cima del éxito.

“El camino por recorrer es muy largo, debo esforzarme mucho más y no perderme en las mieles del éxito, aunque todo lo que he hecho hasta este momento es un gran logro. Pero si Dios quiere y el público así lo desea, faltan muchos años más de seguirle echando ganas para ver mejores resultados más adelante.

“Y aunque suene contradictorio, nunca espero nada, pero siempre espero más, porque se supone que si me estoy esforzando en el presente, el futuro va a llegar solito con grandes frutos”, añade.

LA SANGRE LLAMA

Nacida el 21 de julio de 1986 en Ciego de Ávila, Cuba, Livia Brito Pestana, actriz, modelo y conductora, hizo su debut en las telenovelas mexicanas en 2010 en Triunfo del amor de Salvador Mejía y su racha continúa imparable. Pero aún así, no hace más que agradecerle a la vida todo lo bueno, incluso, lo malo que esta demandante carrera le ha brindado.

El sacrificio ha sido mínimo. Más momentos al lado de la familia, de compartir con ellos, es lo único que ha visto mermado en su vida personal.

“El tiempo es lo más valioso que tenemos, pero agradezco tener trabajo y poder darle una vida digna a mis seres queridos gracias a ello.

“Nunca me he arrepentido de mi profesión a pesar de todo; ni siquiera he tenido tiempo de arrepentirme de no haber cumplido mi sueño de ser veterinaria; ese era mi sueño desde pequeña; al contrario, estoy muy agradecida con el presente, con lo que estoy viviendo.

“Mi sueño era ayudar a los animalitos y lo hago pero no como veterinaria; la vida me fue llevando a ser actriz, a estar en el medio del arte como mi papá, mi mamá y mi hermana así que me dije ¿por qué no?”, agrega.

Livia es hija del actor Rolando Brito y la bailarina Gertrudis Pestana. Durante su niñez se negaba a que su vida tomara el mismo rumbo que el de ellos, pues veía que su padre no tenía tiempo para su familia; casi nunca estaba en la casa; su madre, como toda una bailarina de ballet clásico también pasaba mucho tiempo alejada de sus seres queridos.

“Y fue gracias a eso que dije ‘esto no es para mí porque yo quiero estar con mi familia’, pero con el tiempo terminas aceptándolo; no me interesó buscar una alternativa que no fuera ésta; a la que ya estaba acostumbrada.

“Estoy feliz porque me gusta mucho mi trabajo, entendí qué era eso tan maravilloso que le fascinaba a mis padres al grado de dedicarle más tiempo a ello que a nosotras”, reflexiona. Brito ha participado en películas como No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, La dictadura perfecta y Volando bajo. También ha tenido la oportunidad de subir al proscenio al ser parte de las puestas en escena El cartero y Los Bonobos. E hizo su incursión en la conducción en Bailando por un sueño, en su edición de 2014.

LA LEONA BRITO

En agosto de 2017, el capítulo final de La piloto gozaba del mejor rating de la televisión abierta. El proyecto contaba con el sello distintivo de W Studios, bajo la producción de Lemon Films; con esas garantías Livia Brito hacia su debut como protagonista de una serie inspirada en sucesos de la vida real y por su mente abandonar las telenovelas, el formato que la consagró en el medio artístico.

El público ya había encasillado a esta actriz como aquella niña bonita que sufría, lloraba y aguantaba los malos tratos de los personajes antagonistas, así que al momento de ver a Livia como una mujer fuerte, decidida a enfrentar a sus enemigos para sobrevivir, la perspectiva del espectador cambió drásticamente.

“Al principio, cuando empecé las grabaciones me costó trabajo olvidar todo lo aprendido. Sin embargo, tengo una personalidad muy parecida a la de Yolanda; entonces creo que di rienda suelta a quién soy; le di mucho al personaje y ella terminó dándome mucho a mí también.

“Y comenzó a fluir y fue muy chistoso porque cuando terminé La piloto –la primera temporada– fui a hacer una prueba de cámara para ver cómo me veía como esa mujer de carácter suave y sí me costó muchísimo trabajo regresar a un personaje que se la vive llorando y sufriendo. Aunque soy actriz y tengo que dar los matices requeridos, en ese momento no me fue posible darlos”, sostiene a la vez que deja en claro que no había pasado mucho desde que terminó las grabaciones de la serie.

Como una mujer impulsiva, de negocios, con un carácter bastante fuerte, pero al mismo tiempo con la felicidad a flor de piel, así es como se describe Livia Brito. “Y al igual que a Yolanda, mientras no les toquen a los suyos, a su familia, todo puede estar de maravilla.

“Yo también soy así; muy risueña, cariñosa, sensible, pero me tocan a los míos y me vuelvo una leona”.

Hoy, gracias al personaje que la ha llevado a subir de posición en el medio artístico, Livia ha cambiado; de ser una mujer sentimental paso a ser más visceral. No sabe si es para bien o para mal, pero Yolanda Cadena, le ha dado otras armas para enfrentarse a la vida real.

A pesar del éxito, esta actriz no tiene miedo a ser encasillada, como le ha pasado a Fernanda Castillo y a Rafael Amaya, luego de darle vida a sus personajes de Mónica Robles y Aurelio Casillas, respectivamente. “Obviamente estoy corriendo el riesgo que me conozcan por que contaba la historia de Yolanda, una chica cuyo sueño era ser piloto.

Cuando logra interpretar el papel protagónico, Brito no dimensionó lo que ello implicaba, y mucho menos que sería una aventura que la llevaría muy lejos en el plano profesional.

La piloto ha marcado un antes y un después en mi carrera. Creo que en cuanto inicié las grabaciones y me percaté que íbamos a locaciones, que se vibraba distinto el ritmo de trabajo, la dirección, la fotografía, fue cuando empecé a desear que este papel me llevara muy lejos”, argumenta.

Una vez que probó esta forma distinta de trabajo, un ritmo muy diferente al que estaba acostumbrada, se enamoró de las producciones televisivas de esta naturaleza. Pero no por eso ha pasado la serie; eso pasa cuando haces las cosas bien.

“En este momento estoy feliz con esta segunda temporada y si viene otra, lo pensaría, pero creo que sí la haría. Pero el ínter lo aprovecharía para hacer otras cosas porque es necesario que la gente te vea en otros papeles”.

FUTURO PROMETEDOR

Entre los próximos planes de esta actriz cubana que se ha consagrado en el medio artístico está el descansar debido a que la producción es muy demandante y agotadora. Mientras, continúa en las grabaciones de la serie La piloto, en la que comparte créditos con los galanes Juan Colucho y Arap Bethke.

Aunque hay por ahí rondando la posibilidad de ser incluida en el cast de una película de la cual obviamente no quiso hablar porque no hay nada seguro. Pero lo que sí es un hecho es que más adelante viajará a Los Ángeles, California a estudiar por tres meses actuación y concluir su curso de inglés.

También aprovechará el tiempo para retomar las pláticas para participar en un largometraje y si no, le gustaría hacer una obra de teatro. Mientras tanto, la vida la trata de maravilla, dice.

El teatro para ella es una experiencia “muy padre” porque le ofrece otra perspectiva de la actuación pues cada función es distinta y no se puede dar el lujo de equivocarse y mucho menos, de bajar la guardia.

“Me gustaría hacer una obra de William Shakespeare por la intensidad que requiere una puesta de esta naturaleza, pero la vida es muy complicada y la gente ya no quiere ir a disfrutar de una tragedia al teatro; además, las nuevas generaciones prefieren piezas más digeribles”, comenta.

Livia Brito, al igual que muchos de sus colegas, es de las mujeres que prefiere mantener su vida personal alejada de los reflectores. Con respecto a los cuestionamientos sobre ello, solo nos permite saber que está muy feliz, en especial por el buen recibimiento que le ha dado el espectador a La piloto.

Luego del estreno de la serie, ha sido asediada con preguntas si ya está lista para ser madre a lo que ha respondido infinidad de ocasiones que sí está en sus planes ser madre, sin embargo, no en este momento.

 

También dejó claro que, hasta ahora, sigue disfrutando de las mieles del amor al lado de su pareja sentimental, el cantante Said conocido como “El caballero Urbano”.

Mientras tanto, sigue inmersa en las grabaciones de la producción en la que también toman parte Tommy Vásquez, Lisardo, Ilza Ponko, Stephanie Salas, Mauricio Aspe, María de la Fuente, Julia Urbini, Oka Giner, Juan Vidal, entre otros.

6 julio, 2018

About Author

Redacción News City


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up