fbpx
Recientes, Vida

Por una buena calidad de vida

Por Sandra Aguilar Loya

En nuestro país, según la Universidad Nacional Autónoma de México, 1 de cada 112 niños tiene autismo y del presupuesto que se destina a la salud, sólo el 2% se distribuye en salud mental y, prácticamente, para autismo no queda mucho.

“Hay que trabajar desde la prevención en todo lo que se refiere a atención temprana; es muy importante que los pediatras tengan muy en cuentan los signos de alerta que pueda manifestar un niño con trastornos del espectro autista porque cuando la detección es temprana y se hace un trabajo de estimulación y de tratamiento psicológico, pedagógico, etcétera, el niño va disminuyendo su vulnerabilidad al desarrollo”, dice a NEWS CITY la psicóloga Liliana Kaufmann.

Una de las problemáticas que hay que atacar en lo que respecta a este trastorno, es la inclusión de niños y adultos en el núcleo familiar, así como en la escuela y en la sociedad en general, ya que es muy difícil implementar los mecanismos necesarios para que se produzca de forma natural.

En la familia es posible que esto suceda si se hace un trabajo profundo con los padres y el resto de los integrantes de este núcleo social, de modo que puedan encontrar la forma de comunicarse con ese niño, de hacerlo participar de las actividades cotidianas y de encontrar respuestas empáticas a lo que necesita.

Sin embargo, en las escuelas lo que hace falta es capacitación; hay voluntad de inclusión, pero los docentes no están del todo formados para recibir a un niño con esas características en el aula, a la vez que existen muchísimos prejuicios.

“Con los apoyos necesarios y las adecuaciones necesarias de los contenidos, los niños pueden participar de la escolaridad común. Hay mucha casuística en relación a esto, mientras que los avances son increíbles; los conocimientos acerca del autismo son vastos, pero hace falta capacitación.

“Y por otro lado, en lo que respecta a la sociedad en general, es un prejuicio que tenemos los seres humanos. A pesar de ello, poco a poco se va dando a conocer de qué se tratan estas dificultades de las personas y la gente va bajando la resistencia a aceptar a quienes tienen esta condición”, comenta la especialista.

En este contexto, la institución R.Ed.Es. Autismo e Inclusión, ha diseñado diversos cursos enfocados en el desarrollo y mejora de la calidad de vida de los niños con autismo, los cuales son impartidos por profesionales en la materia y pueden ser tomados totalmente a distancia vía internet en el horario que mejor acomode a las personas interesadas.

Con esta modalidad se permite un intercambio constante entre los alumnos y los docentes, a través del Aula Virtual que se encuentra abierta las 24 horas.

“Diagnosticar a un niño con autismo implica para los padres el ingreso a un mundo que los llena de angustia, por lo tanto, una de las primeras cuestiones es trabajar con ellos sobre sus vivencias y acerca de cuál es la mejor manera de intervenir para que el pequeño se sienta motivado hacia la comunicación.

“Luego, viene la elección de los abordajes terapéuticos y el modo de acompañarlos durante la escolaridad, siempre teniendo en cuenta las necesidades de cada uno, el contexto familiar y social. A partir de todas estas necesidades nosotros contamos con cursos de capacitación que brindan herramientas a los profesionales, docentes y padres, que ayudan a facilitar el desarrollo social y la comunicación en los niños afectados por diferentes tipos de autismo”, agrega.

Con una trayectoria de más de dos décadas implementando capacitación para que la comunidad en sus distintos ámbitos de trabajo pueda comprender a profundidad cómo piensa, cómo vive, cómo aprende, qué pasa en las familias, qué tipo de intervenciones son necesarias para las personas con espectro autista, la especialista dispuso, en una serie de cursos cortos, las temáticas más importantes de modo que, de acuerdo a los intereses de cada profesional o cada persona, pudiera acomodarse a ellos.

“Aunque parezca extraño, estos cursos en línea dan mucho resultado ya que se puede estar en constante comunicación las 24 horas del día con gente de todo el mundo que comparte sus experiencias”, sostiene la experta en el tema.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, una vez que se haya identificado un niño con condiciones del espectro autista, es importante que se le ofrezca a él y a su familia, información y servicios pertinentes, derivación a especialistas y ayudas prácticas de acuerdo con sus necesidades particulares, lo más tempranamente posible.

De este modo es posible reducir las dificultades de comunicación y comportamiento social, tener un impacto positivo en la calidad de vida y el bienestar de la persona y su familia, especialmente conseguir una verdadera inclusión familiar, escolar y social.

Desde la perspectiva de Kaufmann, estos cursos son importantes de acuerdo a las necesidades por las cuales las personas los tomaron.

“Cuanto más capacitación haya y cuanto más conocimiento del problema exista, van a haber más resultados, ya sea en el ámbito familiar porque la vinculación con los hijos va a ser diferente; en el escolar porque el rendimiento va a detonar y en el laboral porque podrán tener más acceso a puestos de trabajo”.

“Siempre que hay capacitación y formación, se disminuye toda la problemática que viene de la ignorancia y de los tabúes de estas dificultades en poder relacionarse con el mundo entero y destruir las barreras sociales”, finalizó la psicóloga Liliana Kaufmann.

Con respecto a los cursos, que fueron pensados para los padres de quienes padecen una condición autista y para los profesionales de la salud, se puede acceder a ellos vía Internet a partir del 19 de junio a través de: www.autismoinclusion.com

Los cursos en línea tienen los siguientes objetivos:

  • Iniciar al niño con autismo y a sus padres en experiencias interactivas vitales y de disfrute mutuo.
  • Despertar la sensibilidad hacia la comunicación desde temprana edad a través de experiencias enriquecedoras.
  • Brindar herramientas terapéuticas que favorezcan en el niño con autismo la salida del aislamiento hacia la intersubjetividad y en los padres una parentalidad satisfactoria.
25 julio, 2018

About Author

Redacción News City


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up