fbpx
Lo de Hoy, Recientes

Protocolo vs piratas cibernéticos

A mediados del mes de mayo, las autoridades informaban a México y al mundo que la seguridad de cinco instituciones bancarias fue vulnerada por piratas cibernéticos a través del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), de donde sustrajeron 300 millones de pesos, un monto muy pequeño con respecto a lo que se maneja en todo el sistema financiero, según Luis Robles Miaja, vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

El también presidente del consejo de administración BBVA Bancomer, reiteró que los clientes de las instituciones bancarias no sufrieron daños en su patrimonio. “Los que se vieron afectados fue debido a la lentitud de las instituciones que se fueron a plan de contingencia”, explicó.

Según el presidente de la ABM, Marcos Martínez, el ciberataque a la conexión de SPEI terminó, pero no se descarta que haya más intentos de vulnerar a las instituciones financieras en el país.

Por tal efecto, las autoridades correspondientes crearon un grupo de reacción contra ciberataques y eventualidades informáticas en tal sistema. Además, para ello se han realizado inversiones por 2 mil 400 millones de pesos en ciberseguridad y monitoreo cibernético.

En este marco se creó el Grupo de Respuesta a Incidentes (GRI) que pretende acelerar la respuesta de seguridad ante ataques al sistema financiero, por lo que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Banco de México (Banxico), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) así como la Procuraduría General de la República (PGR), firmaron las bases de coordinación en materia de seguridad de la información y para que haya una reacción inmediata cuando se detecte un riesgo inminente.

A estas instituciones se sumaron también la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, la Asociación de Bancos de México y 11 asociaciones gremiales del sector financiero.

Con este documento se pone orden y reglas muy claras de coordinación entre el sector privado y autoridades para responder de manera rápida y dar mensajes a la ciudadanía sobre lo que está sucediendo y cómo prevenirlo.

Entre los compromisos adquiridos con este acuerdo está la asignación de un responsable para el seguimiento de este tipo de ciberataques y un grupo de respuesta inmediata para atenderlos.

En total, son 16 bases de colaboración que definen al GRIS, mismo que actuará en cuanto se ponga en peligro la confidencialidad, integridad o disponibilidad de un componente o la totalidad de la infraestructura del sistema bancario.

La Procuraduría General de la República (PGR), por su parte, va a colaborar a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales.

Mientras tanto, Virgilio Andrade, director del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) declaró que además del protocolo, será necesario reforzar todas las medidas que se tengan en estas dimensiones.

“Es muy probable que todo el sector financiero dedicara esfuerzos institucionales, en las estructuras internas y, desde luego, tecnológicos para que podamos estar a la vanguardia y contar con una garantía de protección”.

Estas son algunas de las medidas que han adoptado las autoridades y la gente encargada de la Banca para tener un grupo de reacción inmediata ante este tipo de “contingencias”, ya que quedó demostrado en este último mes lo vulnerable que puede ser el sistema bancario.

En días pasados el presidente de la Condusef, Mario Di Constanzo, aseguró que los piratas cibernéticos no se metieron directamente al SPEI, sino a las entradas que tiene a través de los bancos. Con ello, se generó el robo de 300 millones de pesos, según el reporte oficial, mismos que fueron sustraídos de cuentas concentradoras, lo que nos da un panorama sobre lo frágiles que podemos ser.

Según diversos medios de comunicación, el dinero llegó a ciertas cuentas y fue congelado una vez que las instituciones financieras se dieron cuenta que fueron abiertas para llevar a cabo este esquema de defraudación.

Al parecer, a los piratas cibernéticos no les importan los usuarios de la banca como tú o como yo, ellos van por los peces gordos.

Sin embargo, no está de más contar con información sobre lo que las instituciones financieras llevan a cabo para frenar, aunque sea un poquito, los saqueos que parecieran no afectarnos en lo absoluto, pues según el gobernador del Banco de México, el dinero de los usuarios no corre riesgo alguno.

Hasta aquí van las acciones de esta que parece una película de Hollywood. Sin embargo, el final pareciera no estar muy cercano y mucho menos se ve claro quiénes fueron los actores intelectuales de este robo millonario a las instituciones bancarias en México.

2 julio, 2018

About Author

Redacción News City


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up