fbpx
Gourmet, Recientes

Queso y whisky, la pareja perfecta para deleitar a papá

Lograr la armonía entre estas delicias no es tarea fácil, por ello los especialistas de Sabor y Carácter, Oliver Bert, y del whisky Glenfiddich, Oscar Ardid, nos llevan de la mano en el arte de maridar queso con whisky y darle a papá, una de las mejores y más exquisitas experiencias gourmet.

Primero, es importante destacar que Glenfiddich, el whisky de malta Escoces se produce en la región Speyside, es el más premiado del mundo y por ello el más consumido. Esta vez, junto con Sabor y Carácter, nos darán algunos tips para hacer de nuestra cata un momento único.

Para montar un maridaje es muy sencillo, sólo se debe jugar con parámetros como la acidez, el amargor, los taninos y lo dulce.

El primer consejo es probar del queso más suave al más fuerte, para este maridaje, Olivier Bert recomienda comenzar con un queso Gouda Trufa que es más ligero, en segundo lugar el queso de vaca Triple Crema y por último un queso azul.

Oscar Ardid, recomienda empezar con el whisky Glenfiddich 15, que es el single malt más premiado del mundo. Tiene características de un whisky joven, con una fuerte presencia, con un sabor dulce, pero también con toques añejos por llevar bastante tiempo dentro de las barricas. Es recomendable asociar este whisky con el Gouda Trufa, por su nota florar bastante marcada. Su combinación un Glenfiddich 15, con sabor a nueces, frutos secos, especiados con notas a miel y vainilla, son el juego perfecto  entre la acidez y el dulce.

El segundo whisky a degustar puede ser un Glenfiddich 18, en barrica por 18 años. Es un trago muy elegante y profundo. Olivier Bert, sugiere maridar con un Queso Triple Crema, con sabor suave, dulce y muy cremoso, que combinándolo con Glenfiddich 18, con toques de fruta madura y una sólida expresión de roble; dará un final largo y persistente.

Por último, maridar Glenfiddich 12, tiene notas de vainilla, pera y canela. La pera con el queso azul combina perfectamente. La intensidad de este whisky, la potencia del queso y todas las notas asociadas hacen una mezcla de sabores sumamente deliciosa.

No existe regla impositiva referente a la relación armónica entre quesos y un whisky. Todo es cuestión de gustos.

 

4 junio, 2018

About Author

Lucía Velázquez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up