fbpx
Entretente, Recientes

Un hombre de retos

Sin proponérselo, Erick Elías es de esos actores que van por la vida, provocando que las mujeres volteen a verlos. Al tiempo que arranca en ellas uno que otro suspiro y, ahora, lo hará desde El otro lado de la cama, obra teatral en la que participa

Será en el proscenio donde este galán de telenovela no sólo hará evidente su manejo del arte actoral, sino que también nos recordará que sus inicios en el mundo del espectáculo se dieron como cantante, pues fue integrante del grupo juvenil Tierra Cero, en la década de los 90.

Luego de su paso fugaz por la música, probó suerte en el reality show “Protagonistas de novela”, donde resultó ser el vencedor, para así dar un salto hacia la televisión. La actuación es hoy su pasión en el terreno profesional.

Su más reciente apuesta “El otro lado de la cama”, una pieza poco convencional que promete impactar a más de uno.

“Ésta es una obra que me saca de mi zona de confort, por eso acepté realizarla. Cuenta con un texto que toca el tema de las relaciones de pareja y las mentiras que puedes llegar a decir para poder salirte con la tuya. Aunque lo que más me atrajo de ella es que aquí también cantamos y bailamos; ése es el reto que me obliga a salirme de lo que yo estoy acostumbrado”, dice Erick Elías.

Su personaje es Pedro, un hombre tranquilo, sentimental, al que le rompen el corazón y, por circunstancias de la vida, se ve involucrado en las mentiras de cuatro amigos.

“En cierta forma me veo reflejado en Pedro, pero solamente por momentos. Sin embargo, se me hizo raro que me hayan propuesto este personaje porque mi fuerte no es el canto.

“Cuando vi de lo que se trataba, de todo lo que esta obra provocó en España y conocí la película, entendí que no se necesitaba un cantante profesional en este proyecto”, señala el actor.

Confiado en el cobijo que le proporcionan sus compañeros en escena como Camila Sodi, Tessa Ía, Sebastián Zurita, Gloria Aura, Fernando Ostos y Faisy, el protagonista de “El hotel de los secretos” simplemente optó por disfrutar y divertirse en el escenario.

Y aunque no está muy convencido de volver al canto, el intérprete de temas como “Volverás a sentir” asegura que haber sido parte de Tierra Cero fue una gran escuela, porque sucedió en un momento de búsqueda, cuando contaba con apenas 17 años de edad.

“Ésa fue una época en la que no sabía lo que quería y mucho menos hacia dónde dirigir mis pasos. Lo viví, me gustó mucho, pero el aprendizaje y la exploración me hicieron encontrar mi vocación, la música me hizo ver cuál era mi camino a seguir.

“Es justo decir que mi carrera empezó ahí, aunque no me gustaría regresar por esa senda y jamás me lanzaría como solista”, apunta.

UN SUEÑO DE NIÑO

Desde pequeño, Erick Elías Rabinovitz estaba convencido de que algún día llegaría a ser actor; siempre lo quiso así, aunque lo consideraba un sueño difícil de cumplir.

La arquitectura es la profesión que domina el entorno familiar, así que cuando él empezó a hacer sus pininos, se preocuparon por saber en qué estaba metido, ya que sólo se escuchaban cosas negativas del medio artístico.

“Al poco tiempo ya estábamos todos en el mismo canal, sabían qué era lo que yo quería, pero no qué tan en serio tomarlo y poco a poco me di cuenta de que podía ser un hombre de familia decente, tranquilo, con un enfoque profesional de lo que estaba haciendo y haciéndolo bien. Así fui defendiendo mi sueño.

“Traté de colarme en diversos proyectos, pero nunca me imaginé que podía vivir de esto. Por ello, al mismo tiempo, estudié diseño industrial, por cualquier cosa; más adelante estudié actuación en Casa Azul con profesores como Enrique Singer y gente con la que también he tenido la fortuna de compartir escena”, argumenta.

El cine, la televisión y el teatro… para él no hay distingo, trabajar en cualquiera de esas áreas le satisface enormemente. Aunque sabe que en México es difícil abrirse camino en cada una de ellas.

“El problema es cuando te encasillan en tal o cual ámbito y es complicado demostrar que uno es actor en todos lados; aunque he de aceptar que me gusta mucho más el teatro, ya que el tener al público tan cerca es una emoción que no se compara con nada.

“Sentarse en una sala de cine y ver una película mía es el sueño que tuve desde niño. Así que no me puedo inclinar por alguna en especial, creo que cada una tiene su encanto.”

Amante de la pintura, la escultura y el diseño de muebles, Erick Elías no descarta en algún momento retomar el diseño industrial, carrera que ha dejado a un lado, pues los proyectos le caen del cielo.

BELLEZA Y SUERTE

Sabedor de que ser atractivo no lo es todo, a pesar de haber sido considerado en dos ocasiones para engalanar la lista de las 50 personas más bellas, realizada por una revista de circulación internacional, no quita el dedo del renglón y continúa preparándose día a día.

“Siempre he dicho que en cualquier ámbito y en cualquier área, gana el que esté mejor preparado, aunque hay una formulita que influye y es el factor suerte; el que esté en el momento, en el lugar y con la persona indicada es básico, pero siempre hay que tener las herramientas y las bases de la preparación, y la educación suficiente para ser el mejor en cualquier proyecto.”

Y sobre la selecta lista de las personas más bellas, dice que es algo que le divierte, pero también lo halaga.

“Lo agradezco porque para ver realizados mis sueños, tuve que enfrentar muchos sacrificios. Pero siempre hay que mantener los pies en la tierra porque cuando alcanzas esa meta que te habías trazado, en mi caso ser reconocido, las distracciones te harán estancarte en tu zona de confort.

“Yo no he parado, tengo en claro qué es lo que sigue y no estoy conforme con lo que tengo, siempre estoy buscando algo nuevo qué hacer.”

UNA AVENTURA ARRIESGADA

Y sí. El guapo de Erick Elías es un hombre casado y padre de dos niñas de 3 y 5 años de edad.

“Ellas son las que siempre me ‘aterrizan’; son con quien más disfruto estar; son mi enfoque número uno, aunque también me dan chance de divertirme con mis amigos de toda la vida.

“Me considero un padre consentidor al que sólo le preocupa hacerlas felices y que se sientan seguras de que aquí voy a estar siempre para ellas.”

Por el momento, los celos no han hecho mella en su vida personal. Sus hijas están en una edad en la que sólo se preocupan por divertirse. Y con respecto a su esposa, es, dice, una mujer que sabe lo que tiene, “pero hay cosas que prefiero que no vean”, hablando del terreno    profesional.

La entrega y la pasión son los sentimientos que lo mueven. Así que en todo lo que hace, intenta ser la persona más clara y honesta, sobre todo para quienes se entregan en cuerpo y alma, como su familia.

“El chiste es tener balance y lo encuentro, a pesar de que soy un hombre nada relajado, desorganizado, tranquilo, pero apasionado con lo que hago y, en especial, muy celoso.

“Ahora que doy un vistazo, me doy cuenta de que la aventura más arriesgada de mi vida fue casarme y tener hijas. El matrimonio ha resultado ser lo mejor; el riesgo que tomé me salió bien.”

Al ser cuestionado hacia dónde se encaminan sus pasos como actor, responde: “Hacia donde me lleven. La vida me va sorprendiendo y me dejo sorprender; no me gusta planear tanto las cosas; sólo tengo claro quién soy y qué no haría; con eso voy decidiendo en la marcha; pero eso sí, no haría algo que vaya en contra de mis ideales.

“Este año estrenaré tres películas. Y voy a seguir con el teatro por lo menos hasta mediados de este año”, finalizó Erick Elías, quien será uno de los tres protagonistas masculinos de Inesperadamente tú, la nueva producción de Televisa que está a cargo de Juan Osorio  y que todavía no tiene fecha de estreno.

19 abril, 2017

About Author

Redacción


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up