fbpx
Gourmet, Recientes

XV años enamorando paladares

La vinícola mexicana festeja esta que ha llamado su primera etapa creando vinos robustos, lo que la han posicionado como una marca sólida y consistente

Mariatinto es un sueño que nació buscando crear un vino de calidad sobresaliente con toda la expresión de Baja California. Tras 15 años de trabajo, pasión, esfuerzo y aprendizaje, hoy presentan M, una bebida que significa la obra cumbre de esta travesía que nació como un sueño.

“Para nosotros es como la culminación de esta primera etapa llena de sorpresas y mucho orgullo. Pero no nos detenemos ahí, seguimos adelante, ahora con la creación de productos mucho más serios, más sólidos, con una vinícola en puerta, con un nuevo ensamblaje de alta gama, lo que nos hace sentirnos muy bien, en especial porque la dinámica del vino mexicano ha cambiado drásticamente en este tiempo, pero lo más importante de estos avances es que la gente está muy orgullosa de consumirlo”, dijo a NEWS CITY, Humberto Falcón, uno de los propietarios de la marca.

Cuando se les cuestiona sobre el porqué le dieron el nombre de Mariatinto a su bodega, mencionan que surge desde el momento en que empezaron a imaginarse cómo querían que fuera la etiqueta, el estilo, así como el nombre, estos emprendedores lo único que tenían en mente era enaltecer el vino mexicano.

“El primer nombre que se nos vino a la mente era María que en nuestro país engloba muchas cosas, incluso hasta connotaciones religiosas. Pero era imposible registrarlo, así que nos sugirieron que hiciéramos uno compuesto, y Mariatinto encierra todo lo que queríamos reflejar”, abundó Humberto.

Tanto para Falcón como para su socio, el chef Guillermo González Beristáin, este tiempo de posicionamiento los llevó a enfrentar diversos retos, ya que este nació como un proyecto donde no se contaba con vinícola.

“Esto nos dificultó lograr cada cosecha, conseguir uvas, dónde vinificarlas y embotellar. Pero, aun así, los vimos como retos normales de un proyecto en el que, hasta nos enfrentamos a un incendio en nuestra cava de barricas. Había problemas y obstáculos, pero siempre encontrábamos soluciones, así fue la primera etapa, muy trabajada y sufrida”, acotó el chef.

En 2002 se inicia con el ensamblaje de un vino del Valle de Guadalupe que pudiera llegar a las mesas de los mejores restaurantes del país, sin ser caro y con una clara orientación a los caldos del viejo mundo.

La primera cosecha nació de un ensamblaje de 25 barricas, que fueron las que daban como resultado el vino deseado, complejo en nariz y elegante en boca, que no cansara el paladar y que pudiera acompañar una gama amplia de platillos sin opacarlos.

A pesar de que en ese entonces no contaban con tierras propias para sembrar, estos dos hombres se dieron a la tarea de controlar los viñedos de donde salían las uvas, su vinificación, la crianza, ensamblaje y comercialización de sus vinos.

Desde entonces hasta 2009 han cambiado la mezcla de uvas, siempre respetando la esencia en estilo.

Tempranillo, grenache y syrah han sido la base, usando como adornos aromáticos y complementos en boca zinfandel, cabernet sauvignon, merlot, mourvedre y petite sirah de los diferentes viñedos de la zona.

Los suyos son productos que, desde su inicio, fueron concebidos para poder comer con ellos. “Eso es algo que Humberto y yo hablamos desde el día uno, teniendo en cuenta de que hay vinos muy buenos, pero compiten con la comida por ser demasiado potentes, muy estructurados. Mariatinto te permite comer sin problemas. Para nosotros el maridaje recomendado es, con amigos y familia”, finalizó el chef.

De esta forma es como Guillermo González Beristáin y Humberto Falcón dan paso a la siguiente etapa de la bodega, la que esperan sea tan o más fructífera que esta primera que culmina con la salida al mercado de su etiqueta M.

LOS VINOS

Sofisticado, sobrio, elegante y atemporal. Esas son las cualidades de esta marca que, a lo largo de 15 años, logró una conexión emocional con los clientes gracias a sus vinos.

· Mariatinto (tinto)

Es el ícono que comenzó en el 2002, con una producción de 20 mil botellas; reposado 12 meses en barrica de roble francés. “Usando siempre como base el tempranillo y syrah, con adornos de diferentes uvas las cuales se mezclan  y juegan para crear un vino complejo en nariz y elegante en boca, redondo y de sobresaliente calidad”.

· Mariatinto (blanco)

Una pequeña producción de no más de dos mil botellas se elabora desde  2007. Es un vino blanco hecho con la uva sauvignon blanc en el Valle de Guadalupe. Fermentado en tanques de acero inoxidable para mantener su frescura. “Nuestro blanco es sabroso, intenso, de atrayente juventud con toda la expresión de Baja California”.

· Sang Bleu (tinto)

Es un homenaje a hombres y mujeres del Viejo y Nuevo Mundo, que son distintos a los demás. No los distingue su clase social, ni su riqueza, sino su sangre insurgente, romántica, libre. Personajes modernos que se atreven a dar nuevos significados a viejos paradigmas. “Creado en 2011 con 5 mil botellas en nuestro propio viñedo al sur de Francia con 18 meses en barrica de roble francés y una mezcla inigualable de grenache, syrah y carignan”.

· Madame Babette (rosado)

“De nuestros viñedos de syrah, grenache y carignan en Roussillon, Francia y del cual obtenemos las uvas para Sang Bleu, seleccionamos algunos racimos cuyas características nos permiten producir un vino rosado, con el perfil y carácter de los mejores Rosé de este rincón del mundo”. Con solo mil botellas, este es un caldo frutal y floral en nariz, con una larga y refrescante acidez que acaricia el final.

· M

Para la creación de este vino pensado para festejar los primeros 15 años de la vinícola, se seleccionaron las 17 mejores barricas de la mezcla original de Mariatinto, gracias a que 2017 tiene para la bodega cualidades especiales, 40 por ciento de tempranillo, 30 de nebbiolo y 30 por ciento de sirah; la guarda fue de 12 meses en barrica de roble francés nueva. “El resultado es un vino más complejo, más robusto, contenido en una botella con un formato distinto al tradicional”.

10 octubre, 2017

About Author

Sandra Aguilar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll Up