fbpx
Entretente, Recientes

Aislinn Derbez

A últimas fechas, su imagen ha cobrado gran relevancia en el plano comercial, pero a partir de este mes, podremos disfrutar de nuevo del talento, versatilidad y belleza de la actriz en la pantalla grande

Por Sandra Aguilar Loya

Será este 11 de agosto cuando se estrene en los cines de la República Mexicana Hazlo como hombre, protagonizada por su marido, Mauricio Ochmann, y en la que esta pareja comparte créditos con Alfonso Dosal y Humberto Bustos.

La historia gira en torno a Raúl, Eduardo y Santiago, tres amigos que han llevado una feliz y “masculina” vida desde su infancia, hasta que un día, Santiago les confiesa que es gay. Impactado, Raúl, el idiota macho, alfa, homofóbico, intentará convencer a su amigo de que lo suyo no es más que una simple confusión sexual, hasta que la situación se torna insostenible, Raúl dejará de lado sus prejuicios y decidirá ayudar a Santiago a incursionar en su nueva vida.

“Me siento muy contenta porque es nuestra segunda película juntos, Mau y yo teníamos muchas ganas de hacerlo, así que estamos muy emocionados por ello, en especial porque entramos como productores.

Hazlo como hombre nos tiene encantados, no es una comedia romántica tradicional; ahora interpretaremos a una pareja de hermanos, pero la genialidad estriba en el manejo del tema de la homosexualidad, se hace de una forma distinta, divertida y muy diferente a como se ha tocado en el cine mexicano”, comenta la sexy actriz.

Aislinn y Mauricio decidieron ser parte de esta obra del cineasta chileno Nicolás López, al cual admiran por la forma original de escribir comedia, y en especial, por su manera de abordarla: cualidades en las que confían y con las que pretenden adentrarse en el gusto del mercado mexicano.

“Creo que lo va a lograr porque es una cinta sin tapujos, no tiene pelos en la lengua y sí es muy distinta a esas producciones a las que estamos acostumbrados en nuestro país. La gente lo va a entender muy bien e, incluso, de alguna forma, se verán identificados con los personajes, se van a morir de la risa, ya que si algo nos caracteriza es esa forma de reírnos de nosotros mismos.”

Desde su perspectiva como productora, Aislinn está convencida de que, gracias a este filme, se van a abordar temas como la homofobia y el machismo desde otro ángulo, pues aquí no se victimiza y mucho menos ataca a quien tiene preferencias sexuales distintas a las de una sociedad tradicionalista.

Hazlo como hombre, confía, será un buen vehículo para ayudar a deshacernos de los tabúes que se tienen en torno a la homosexualidad, ya que cuenta con un mensaje profundo, que llegará a la conciencia del espectador fácilmente.

BUENOS SOCIOS

Para Derbez y Ochmann, esta cinta es de gran importancia, debido a que en ella no sólo actúan, sino que están involucrados en todos los aspectos de su realización, así que el resultado final también les atañe.

Fue inevitable no preguntar si más allá de la actuación le es complicado trabajar de la mano de su esposo, con quien además se asoció para crear A Toda Madre Entertainment, a lo que respondió:

“¡Ay!, pues a mí me fascina, la verdad estoy encantada, súper cómoda, obviamente, siempre va a haber ideas distintas o malos entendidos; nada que no se pueda resolver con una buena comunicación, así que estamos felices, creo que somos muy buenos socios y que vamos a lograr cosas muy interesantes juntos.”

Y para mantener la relación lo más sana posible, esta pareja tuvo que aprender a separar las facetas personales de las profesionales para, de esta forma, no afectar la relación.

“La verdad es que Mau y yo tenemos muy claras nuestras prioridades; la primera y la principal es la pareja, la familia, y después viene todo lo demás, así que gracias a eso no nos ha afectado ser socios ni mucho menos a nuestras carreras profesionales”, comenta.

DE LA COMEDIA AL DRAMA

Por sus venas corre sangre actoral que no le permitió mantenerse alejada del mundo del espectáculo. Aislinn es nieta de la primerísima actriz Silvia Derbez; hija del comediante Eugenio Derbez y de Gabriela Michel; y hermana de Vadhir y José Eduardo Derbez, razón suficiente para no negar sus raíces.

Así que dejó de luchar a contracorriente y, hoy por hoy, es una de las figuras con mayor aceptación, principalmente, en el celuloide. Fue gracias a esta profesión que también encontró al amor de su vida: Mauricio Ochmann.

“Muchos me preguntan si la comedia es mi fuerte y no lo sé; la verdad es que la amo, me encanta, me fascina, pero también me gusta hacer cosas distintas, opuestas; el drama es lo máximo. Obviamente, me divierto muchísimo haciendo comedia, pero también encuentro cosas increíbles como artista en la parte dramática. No estoy casada con ninguno de estos géneros, así que lo que más feliz me hace es pasar de un extremo al otro constantemente”, sostiene la protagonista de A la mala.

A pesar de radicar en Los Ángeles, California, por motivos profesionales, Aislinn es una de las pocas actrices que continúa trabajando en pro del cine mexicano, pues considera a éste un mercado muy importante, además de ser el lugar donde nació con su carrera.

“Éste es mi país, me encanta el idioma –agrega–, me gustan las producciones que se hacen; claro, siempre y cuando tengan calidad y creo que se puede hacer de todo en México y al mismo tiempo trabajar en otros países, así como lo hice en Estados Unidos, donde realicé una película y una serie para Netflix (Easy), como que están saliendo cositas allá, pero definitivamente no pienso dejar de trabajar en mi tierra.”

Gracias al modelaje, las luces de los reflectores se posaron sobre ella, para luego pasar a engrosar las listas de los famosos más sexys, no obstante, éste ya no forma parte de su proyecto profesional.

“No está en mis planes regresar, eso lo hice sólo como un hobbie y para poder trabajar en algo mientras estudiaba, pero nunca fue algo que me llenara en lo absoluto. Aunque pensándolo bien, podría hacerlo sólo si se tratara de algo comercial con alguna marca porque me gustan las fotos, el glamur, porque es divertido, sin embargo, no es algo que me llene como artista”, abundó.

FIGURA DE EMPODERAMIENTO

Su carisma, belleza y talento son tan sólo algunas de las cualidades de Aislinn que han llamado la atención de diversas marcas comerciales interesadas en que su rostro le dé mayor lucimiento a sus productos.

Más allá de los beneficios económicos que le representa ser la imagen o embajadora de tal o cual marca, esta figura pública toma en consideración ciertas situaciones: “El producto me tiene que gustar, por ejemplo, en el caso del perfume (que recientemente presentó), la imagen, lo que vende, lo que significa, tiene que ir con mi personalidad, y que sea algo que yo también utilice o que incluya en mi vida personal”.

Gracias a esta reciente colaboración con Avon gracias a la fragancia Little Black Dress, como otras, es que su nombre y su figura se asocian aún más con el empoderamiento, con las mujeres independientes, trabajadoras que están en busca de alcanzar el éxito.

Es a ellas a las que les recomienda ser auténticas para triunfar en la parte profesional.

“Hay que dejar de compararnos con los demás, eso es un error absoluto, no se preocupen por lo que hacen los demás porque puede provocar que te sientas mal contigo misma; más bien hay que encontrar aquello que nos hace felices, lo que nos divierte, lo que nos entretiene, lo que nos apasiona y empezar a buscar de qué manera vivir de eso.

“Nunca es tarde para cambiar de trabajo, para emprender un nuevo proyecto, siempre y cuando sea algo que te divierta y apasione, eso hace crecer las probabilidades de éxito, pero si te vas a la segura, haciendo algo que no te gusta, es difícil que llegues a algún lado”, dice tajante esta mujer que ha logrado cumplir la mayoría de sus objetivos en todos los ámbitos de su vida.

UN FUTURO PROMETEDOR

Lo que va de 2017 ha significado para Aislinn Derbez un cúmulo de experiencias nuevas y muy distintas, pero igual de emocionantes; ha sido un año en el que se están abriendo caminos importantes en lo personal y en lo profesional, también.

Hasta el momento no ha tenido más que éxitos. Y ello considera que se debe a que analiza cada uno de los proyectos en los que podría tomar parte, siempre  enfócandose en que sean trabajos que la satisfagan internamente, que la diviertan y que, a la vez, le ayuden a sentirse ciento por ciento plena y creativa en la parte artística.

Así que en sus próximas metas a cumplir en todos los ámbitos están “tener una familia lo más estable y hermosa posible, creo que ésa es mi prioridad; cultivar mi relación de pareja, la familiar, también, con lo cual me sienta plena.

“Y en la parte empresarial, crear nuestros propios proyectos, contar historias, que me interesen, que para mí signifiquen cosas importantes y profundas; explotar al máximo esa creatividad en mi faceta como actriz, divertirme, pasármela bien y lograr un impacto positivo; ir de la mano y ser congruente con lo que soy, ser siempre fiel a mí misma en todos los aspectos. Y seguir trabajando en diferentes países.”

En estos momentos, la actriz mexicana se encuentra inmersa en la grabación de una película con Gina Rodríguez, así como en la serie La casa de las flores que Manolo Caro realiza para Netflix y que no cuenta con un título establecido; en ella compartirá créditos con Verónica Castro y Cecilia Suárez. Ésta es una comedia oscura de humor negro, divertida, y de la que no puede hablar más, pero tiene entendido que podría salir a principios de 2018.

“Por lo pronto, este segundo semestre de 2017 estará más tranquilo. El 11 de agosto se estrena Hazlo como hombre y después descansarán de mí, hasta que vea la luz la serie de Netflix; mientras, estaré preparando proyectos muy interesantes en el terreno de la producción, de los cuales ya les iremos contando”, finalizó Aislinn Derbez.

17 agosto, 2017

About Author

Redacción


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up