fbpx
Deporteando, Recientes

El dinero no siempre significa éxito en la F1

A partir de la crisis mundial de 2008, los patrocinios deportivos escasean, ¿será el dinero un factor determinante en el desarrollo de este lujoso deporte?

Por Carlos Herrera Lizalde

Tras la crisis mundial de 2008, muchas empresas dejaron de confiar en el deporte. Una de las afectadas fue la Fórmula 1, cuyos equipos entre 2009 y 2015 sufrieron por la fuga de patrocinios.
Aunado a ello, apareció también la baja en las audiencias de televisión gracias al dominio de equipos como Red Bull (campeón de pilotos de 2010 a 2013) y el de Lewis Hamilton y Nico Rosberg en los últimos tres años.
A pesar de estos factores, las escuderías muestran fe y no han dejado de invertir, aunque algunas no han conseguido retribuir ganancias a través de los resultados. No obstante, en el inicio de este nuevo campeonato, los equipos buscarán emular o mejorar los alcances obtenidos en  2016, año en el que la escudería más rentable fue Mercedes.
Este resultado se calculó de acuerdo con los presupuestos que invirtió cada equipo en la temporada anterior. Por ejemplo, Mercedes se coronó en el Campeonato de Constructores y su piloto Nico Rosberg fue el mejor del circuito; con él,  sólo invirtió 0.43 millones de dólares por cada uno de los puntos que consiguió.
En tanto, el equipo menos rentable fue Sauber, que con un presupuesto de 118 millones de dólares, se adjudicó sólo dos puntos, es decir, gastó 59 millones de dólares por cada uno conseguido.
Por otro lado, la escudería que más destinó recursos fue Ferrari, la cual es también la que mayor valor tiene en la Fórmula 1. Está valuada en mil 325 millones de dólares, aunque su presupuesto en 2016 fue de sólo 415 millones de dólares. Ferrari consiguió un total de 398 puntos, es decir, invirtió 1.04 millones de dólares por cada uno conseguido.
Mientras que la tercera que más invirtió en 2016 fue McLaren, aunque tuvo que desembolsar 3.05 millones de dólares por cada uno de los 76 puntos que consiguió en la temporada anterior.

Verstappen buscará seguir sorprendiendo

En cuanto al desempeño individual, el piloto sorpresa en 2016 fue el belga Max Verstappen, un novato de 19 años que llegó a Red Bull y revolucionó al equipo.
Con un salario de tan sólo 540 mil dólares anuales, Max tuvo un rendimiento de 204 puntos en toda la temporada, con lo que logró ubicarse en el quinto escalón del campeonato de pilotos, y fue el más rentable, pues cada punto le costó a Red Bull apenas 2 mil 509 dólares.
En contraste, Fernando Alonso, de Ferrari, fue el conductor menos rentable en conseguir resultados. Y es que el español tuvo un salario de 40 millones de dólares, y apenas logró 54 puntos, es decir, cada unidad le costó a su equipo aproximadamente 740 mil 740 dólares, siendo así el piloto al que más se le pagó por cada punto obtenido.
En tanto, el campeón de 2016, el alemán Nico Rosberg, con un salario de 18 millones de dólares, consiguió 385 puntos para hacerse del título. Es decir, Mercedes invirtió poco más de 46 mil dólares por cada unidad que logró Rosberg.
Por su parte, para su coequipero Lewis Hamilton, que tiene un salario de 31 millones de dólares, Mercedes invirtió 81 mil 578 dólares por cada una de las unidades que logró el británico. Y hay quienes aseguran que para este 2017, la pelea por el título se tornará encarnizada y estará entre los pilotos de Mercedes, con una importante amenaza de Verstappen.

Las más valiosas no siempre son las más exitosas

Pese a que la escudería italiana Ferrari fue considerada en 2016 la más valiosa por la revista Forbes, eso no se tradujo en éxito para el equipo.
Se valuó en mil 325 millones de dólares, pero apenas le alcanzó para ubicarse en el tercer lugar del Campeonato de Constructores, al conseguir 398 puntos.
En tanto, Red Bull, con apenas la mitad de valor (630 millones) y con un sorprendente Max Verstappen, se ubicó en el segundo puesto con un total de 468 puntos.
Mercedes, que se coronó en 2016 con 765 puntos, tiene un valor de 685 millones de dólares.
Así, al parecer, tener los mayores presupuestos y hacer grandes inversiones en los salarios de los pilotos no garantiza la gloria, aunque en este 2017, las escuderías buscarán romper con esa historia.

16 agosto, 2017

About Author

Redacción


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up