fbpx
Belleza, Recientes

El rostro, la clave de una buena presentación

Sabemos que el mejor maquillaje es una piel sana; para conseguirla, existen distintas y confortables  opciones

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, ésta nos protege del exterior, es nuestra barrera. Por su tamaño y función, en sí misma, tiene diferentes texturas, grosores y resistencias.

Para aumentar el cuidado del rostro, existen procedimientos que ayudan a mejorar las condiciones, la salud y el aspecto de tu cutis. Sin importar sexo, los faciales son un tratamiento muy específico para lograrlo.

“No es lo mismo el área de la dermis de las manos o lo pies, a la de la cara. Tienen características diferentes, por ello, el cuidado entre sí también es muy distinto”, menciona Rodolfo Ramos, especialista cosmeatra con más de 30 años de experiencia en el ramo. Él nos platica en qué consiste el cuidado de esta parte tan importante de nuestra presentación, la piel del rostro.

“La cara, a lo largo del día, está expuesta a todo lo que nos rodea: la variación en la  temperatura (frío y calor), humedad, viento, las manos y la ropa con que la rozamos, entre muchos otros factores que la maltratan”, menciona Ramos.

Lo primero que se recomienda, para dar el mantenimiento correcto, es       definir el tipo de cutis, comenta: “Para conseguir la mayor efectividad, se debe realizar un análisis completo de la piel, con ello detectaremos cuáles son los mayores problemas que sufre para después realizar el tratamiento más adecuado.

“Gran parte del éxito de los faciales tiene que ver con los productos y cómo se utilizan, así como el manejo de agentes externos a los rituales de cuidado, por ejemplo, el maquillaje. Básicamente se trata de mantener tu rostro limpio, hidratado y protegido del daño del sol”, apunta.

Conciencia en la piel

Existen varios tipos de tratamientos faciales; aplicarlos depende de las necesidades de cada persona. Desde los lúdicos (spa) que se hacen de manera preventiva y se enfocan en limpiar e hidratar de manera profunda.

Otros son los faciales grado médico, y se dividen en limpieza profunda, una hidratación correcta y el uso de productos dermatológicos que regeneran la piel y actúan en las capas dañadas.

Este tipo de facial es una agresión controlada, que en su realización, la dermis se desgasta en partes superficiales para favorecer su regeneración. Es muy importante destacar que después de este tipo de procedimientos, se deben tener cuidados muy precisos, ya que la piel puede volver a presentar los mismos síntomas si no se cuida como se debe.

Evita

• Usar productos milagro,  sobre todo los que ofrecen soluciones inmediatas, la piel no se mejora de un día a otro. El proceso puede tardar 21 días como mínimo. Depende del daño a las diversas capas de la piel.

• Productos caseros, algunos aportan pero hay otros que si no son usados correctamente, pueden causar más afectaciones que sumar beneficios.

Diagnósticos de piel

Se debe tener en cuenta:

• Los tipos de piel

• Daño previo, tipo de productos utilizados a la fecha

• Procedimiento que se usará

• Edad, envejecimiento

• Sexo

16 agosto, 2017

About Author

Redacción


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up