fbpx
Recientes, Vida

El shiatsu, una alternativa para aminorar las molestias durante el embarazo

 El embarazo es un proceso que a medida que transcurre ocasiona una cantidad interminable de ajustes hormonales, químicos, físicos, emocionales y todo lo que se  imaginen.

Aún cuando el cuerpo femenino este diseñado para albergar a un bebé, resiente el proceso y sus cambios.

En entrevista la Terapeuta Yuriko Takiguchi, directora de la Sociedad Mexicana de Shiatsu y Medicina Tradicional Oriental y licenciada en Naturopatía egresada del Centro Universitario de Alternativas Médicas (CUAM) nos platicó las bondades del Shiatsu (palabra que se deriva de la  etimología: shi: dedos y atsu: presión) como una terapia integral corporal, en general permite aliviar la tensión muscular, los dolores de espalda, la mala circulación, hinchazón de rodillas y tobillos.

¿Sabemos cuál es el objetivo del shiatsu?  según la academia Mexicana de la especialidad, ayudar al cuerpo a autorregularse, restableciendo los diferentes flujos que lo recorren: linfas, sangre y energía vital; por ello puede aminorar las molestias que sufre el cuerpo en el embarazo.

En concreto los beneficios en esta etapa son:

– Aumenta la calidad del sueño

– Logra que los músculos del cuerpo se vuelvan más flexibles

– Relaja el sistema muscular y nervioso

– Mejora la circulación sanguínea

– Mejora la conexión emocional entre mamá y bebé

– Desintoxica el sistema linfático.

Durante la terapia se realiza la digitopresión en forma rítmica sobre determinados puntos, los mismos que usa la acupuntura,  cuyo resultado es desbloquear el conducto y permitir que la energía vuelva a activarse.

Yuriko comentó que precisamente el embarazo es una etapa ideal para la terapia de shiatsu. ¿Por qué? Porque puede amainar los dolores e incomodidades de esa etapa sin necesidad de consumir ningún tipo de medicamento.

Aunado a esto podemos decir que es un tratamiento no invasivo, sólo es presión con los dedos que cumple con una función precisa en la estimulación de determinados puntos reviviendo y equilibrando la energía vital del organismo.

La especialista recomienda hacer uso de la terapia al inicio del tercer mes y cada ocho días si así se requiere. Se puede también utilizar hasta el término del embarazo y el posparto. Una opción es usarla el día del alumbramiento  por ser excelente para calmar dolores.

Algo muy importante acudir con expertos en shiatsu,  ya que aunque no tiene contraindicaciones, una terapia mal aplicada tendría serias consecuencias. Antes de ponerte en mano de un terapeuta, certifica su preparación.

Agradecemos a Yuriko Takiguchi, directora de la Sociedad Mexicana de Shiatsu y Medicina Tradicional Oriental y licenciada en Naturopatía egresada del Centro Universitario de Alternativas Médicas (CUAM) las facilidades para este artículo

31 mayo, 2017

About Author

Lucía Velázquez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up