fbpx
Recientes, Vida

Lo que la piel delata sobre tu salud

Hoy en día, hay un imperiosa necesidad de la población en general por ser saludable, así como de mostrarse ante el mundo radiantes.

El lugar donde visiblemente se manifiestan la mayoría de los problemas de salud es nuestra piel, el órgano más grande que tenemos, pues cubre toda la superficie de nuestro cuerpo, lo que implica que cuidarla, sea un asunto de vital relevancia.

Para alcanzar esa apariencia lozana, tan valorada en nuestra época, hay quien hace todo lo que esté en sus manos para lograrlo, desde usar una simple mascarilla de lodo, comprar productos de belleza que prometen milagros, hasta someterse a intervenciones quirúrgicas.

Sin embargo, muy pocos saben que, si se tiene una nutrición deficiente, nada de lo anterior funcionará.

“De todos es sabido que es indispensable utilizar bloqueadores solares que nos protejan de los rayos UV y las inclemencias del tiempo pues son de gran ayuda, pero muy pocos han entendido que una buena alimentación es una parte complementaria, ya que, gracias a ella, podemos nutrir a este órgano desde adentro”, apunta la nutrióloga Flor Vega.

NO LO UNTES, CONSÚMELO

Una de las sustancias que producen las células de la piel y que la protegen de los rayos ultravioleta es la melanina. Ésta da pigmentación a las células, que representa la forma natural de defensa contra las agresiones del sol y el tiempo.

Los alimentos contienen pigmentos que ayudan a que la melanina de las células de la piel mejore. Así que los verdaderos promotores de tu salud son aquellos con vitamina A o sus precursores, conocidos como betacarotenos.

Ésta se transforma en el cuerpo en forma de retinol para poder ser usada para tal efecto.

Algunos de los productos que contienen una buena cantidad de esta sustancia, son los que presentan una pigmentación amarilla, naranja y roja como la zanahoria, la papaya y el betabel, por nombrar algunos.

Así como la melanina, la piel también produce un tipo de grasa protectora que cuando carece de ésta, se puede presentar enrojecimiento e inflamación; por eso, al llevar una alimentación con el suficiente aporte de grasa contenida en aceites vegetales, aguacate, lácteos y productos cárnicos, por ejemplo, puedes mantener esa lozanía tan deseada. Pero si existe una predisposición a la deficiencia de este compuesto, debes ayudarte con productos que la provean, por ejemplo, cremas dermatológicas.

Décadas atrás, los rayos del sol y la contaminación no eran tan agresivos. Sin embargo, sus efectos dañinos han ido en aumento de forma paulatina y alarmante, por lo que es muy importante poner más atención en lo que comes, pero también apoyarte con productos que nos protejan, sin dejar de consultar a un especialista de la piel.

Por esto y más, es de suma importancia incluir todo tipo de alimentos en nuestra dieta, sin exceder su consumo para restablecer el equilibrio o, en su defecto, retrasar el tan temido e inevitable, envejecimiento.

SABÍAS QUE:

Si consumes 5 cucharadas de jugo de tomate junto con una cucharada de aceite de oliva diario durante 12 semanas, proteges tu piel contra las quemaduras solares.

Los flavonoides del cacao hacen del chocolate un producto con propiedades antioxidantes, que ayudan a hidratar tu piel y mejorar la circulación.

Al tomar una infusión de Té verde durante un mes y medio, tu piel estará más elástica y suave.

La nuez es rica en ácidos grasos omega-3, que evitan padecer eczema (piel seca o escamosa).

Consumir la piel de naranja o ralladura de limón, reduce el riesgo de sufrir el carcinoma de células escamosas.

Por sus antioxidantes, el romero ayuda a disminuir los radicales libres del sol antes de que puedan dañar tu cutis.

Para mayores informes: www.nutrimente.com

14 junio, 2017

About Author

Redacción


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up