fbpx
Gourmet, Recientes

“Para todo mal mezcal y para todo bien también”

El mezcal, palabra cuyo significado es “maguey cocido”, de origen náhuatl, es una bebida con una larga historia; desde hace 10 mil años se produce, los nómadas y seminómadas utilizaban el agave, que es la base de su elaboración.

Para que este destilado tenga buena calidad debe ser fabricado correctamente. Y para identificar que su proceso fue correcto se debe verificar su consistencia, la graduación alcohólica establecida, la etiqueta, el cuerpo, el olor y el sabor.

En la etiqueta de todo buen mezcal debe de aparecer que es 100% agave. En la misma el lugar de producción municipio, estado o región. El nombre y la firma de la persona que elaboró el producto.

El estado de Oaxaca es el principal creador de mezcal, aunque este también se produce en diferentes estados de la república como Guerrero, Michoacán, Durango, Tamaulipas, Guanajuato, Zacatecas, San Luis Potosí y Puebla.

 

Otra característica es la graduación alcohólica ésta debe ser entre los 45o y 55o. Para determinar si se encuentra en la graduación correcta los expertos agitan la botella para formar perlas (burbujas). Si se observan burbujas muy pequeñas y finas tiene una graduación de 45o, si las perlas son normales es un mezcal de 50o y si las burbujas son muy grandes es un mezcal de 55o.

Expertos mencionan que antes de probarlo, se pueden colocar dos gotas en tu mano y frotarlas. Al hacer esto se debe quedar un aroma de maguey cocido, no puede olor a caña o a alcohol.

El mezcal es una bebida de origen mexicano, en ella se refleja las tradiciones y la cultura. El consumo de esta debe ser moderado.

 

30 agosto, 2018

About Author

Redacción News City


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up