fbpx
Agenda, Recientes

“Phono-Cinema”, un festival para darle sentido a la vida y obra de los músicos

Por Sandra Aguilar Loya

Con Chasing trane: El documental sobre John Coltrane, se inaugurará la cuarta edición de la Muestra Internacional de Cine y Música Phono-Cinema, a realizarse del 17 al 20 de agosto en sedes como la Cineteca Nacional, la Facultad de Música de la UNAM y el Centro de Cultura Digital.

Es una muestra de cine y música que busca acercar a la gente al género documental pero enfocado a esta última disciplina artística.

“Un poco de lo que busca Phono-Cinema es realzar a la música que le da sentido a los documentales. Mucha gente asiste a nuestras funciones porque o conoce al grupo del que se está pasando un documental o llegan a descubrir su música. Básicamente una ventana abierta a estas expresiones artísticas”, comentó el director y productor Jorge Ramírez.

Como una innovación, en este año se realizará el Phono-Cinema Nights. Es un concierto especial luego de la proyección de Breaking a monster. La banda encargada de amenizarlo será Juana La Rodillona.

En el marco de este festival, también se realizará el curso El Cine Documental Musical en conjunto con la Facultad de Música de la UNAM, el cual será impartido por el maestro Alejandro Javier Ruíz Escalante y es dirigido a directores, productores, guionistas, compositores, músicos, estudiantes de música y cine.

En este curso, con duración de ocho semanas que se impartirá los sábados a lo largo de dos horas, se podrán analizar aspectos técnicos y su desarrollo a partir de los años 60, ambas áreas desde la apreciación y la estética,  pero también desde lo técnico de la composición musical de las películas que conformarán el programa de Phono-Cinema.

“La Facultad está muy interesada en este tipo de expresiones que son muy valiosas ya que a diferencia del cine de ficción, que también es muy valioso, consideramos que el cine documental con temática musical está un tanto alejado del estándar que todos imaginamos con respecto al cine, así que esta es una excelente ventana para aproximarse a la realidad de los músicos, a lo que la UNAM le da un valor muy particular ya que aquí se podrán ver sus realidades en un contexto social”, dijo en conferencia de prensa Alfredo Nieves, representante de la Facultad de Música de la Máxima Casa de Estudios.

LA PROGRAMACIÓN

Seis son los títulos internacionales que conforman la programación de este año, en donde los documentales abren múltiples posibilidades para la creación, inspiración y el disfrute del espectador a través del cine para conocer más a detalle la vida y obra de diversos músicos.

Iniciamos como A life in waves: La música de Susan Ciani, una película es un viaje a la mente de Suzanne Ciani, ofreciendo una mirada femenina al mundo, a menudo complicado, de la música electrónica. Utilizando una gran cantidad de material de archivo y el interminable catálogo de Suzanne, A Life in Waves es una mirada nostálgica y visualmente atractiva al viaje de una mujer y las pruebas que logró superar en una forma de arte tradicionalmente dominada por hombres.

El retrato del anti-arquetípico héroe de la guitarra Bill Frisell, que traza las ideas y los procesos que moldearon la música de Frisell, proporciona una visión de la mente y la personalidad de uno de los músicos más importantes de las últimas décadas con el documental Bill Frisell: Un retrato.

Lleno de música en vivo, historias reveladoras y acceso íntimo al normalmente solitario Frisell, varias colaboraciones son seguidas desde el desarrollo hasta la realización, incluyendo la última actuación del trío de Paul Motian con Frisell y Joe Lovano.

El documental Breaking a monster de Luke Meyer, comienza cuando los tres miembros de la banda “Unlocking the thruth” están en el séptimo grado y tienen 13 años. Pasan sus fines de semana tocando heavy metal en Times Square, a menudo atrayendo a multitudes importantes y rápidamente se enfrentan a un veterano de la industria musical.

Con su guía, logran un contrato récord de 1.8 millones de dólares. Los muchachos llegan a la mayoría de edad, no sólo dando el salto a ser músicos profesionales, sino también trascendiendo la infancia y dando sus primeros pasos en las complejidades de la edad adulta. La ruptura acelerada de cualquier banda, y mucho más de una preadolescente, es un período extremadamente estrecho y específico en el tiempo, así que esta es la historia de esta rápida transformación.

De John Scheinfeld, se proyectará Chasing trane: El documental sobre John Coltrane, película que se produce con la plena participación de la familia Coltrane y el apoyo de las discográficas que colectivamente poseen el catálogo Coltrane.

Scheinfeld aporta sus fuertes habilidades narrativas para contar una historia rica, texturizada y convincente que lleva al público a lugares inesperados. En contraste con el paisaje social, político y cultural de la época, Chasing trane lleva a John Coltrane a la vida como un ser totalmente dimensional, invitando al público a comprometerse con Coltrane el hombre, Coltrane el artista.

El cineasta Alejandro Chomsky trae al espectador mexicano Existir sin vos: Una noche con Charly García, el cual se sumerge en la mecánica creativa y en los secretos de cómo construye y ejecuta una canción una persona musicalmente súper dotada como este músico argentino. Corría el lento y caluroso verano de 1994 y Charly García se encontraba silenciosamente en pleno proceso de creación de su disco La hija de la lágrima. Es una noche sobre los detalles de la composición, sobre confesiones a cámara, de respeto sagrado entre músicos y también, de ejercicios acrobáticos en la pileta.

Y como aquí no se discrimina a ningún género, se incluyó a La música del río Bravo, de Ronnie Garza y Charlie Vela. La película se desarrolla durante cuatro décadas de música. En los años 60, los rockeros de garaje que mezclan la influencia del pop americano con la vida nocturna salvaje de Reynosa, México y crean una escena transnacional.

En los años 70, músicos inspirados por los movimientos sociales de la época, abrazan sus raíces y reinterpretan la música tradicional ranchera para desarrollar un distintivo sonido chicano. En los años 80, los primeros signos de punk y hardcore emergen. Los niños alienados a la altura de la música tejana forman bandas propias. Sin lugares, llenan edificios quemados y salones de quinceañeras y viven en el “hazlo tú mismo”. Por último, los punks de los años 90 desarrollan coaliciones y unen recursos para crear una infraestructura duradera en los albores de la era del Internet.

Así pues, consulta los horarios y las sedes en las que serán proyectados estos documentales aquí. La entrada es gratuita.

8 agosto, 2017

About Author

Sandra Aguilar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up